Pescadores de exigencia,
langostinos de excelencia.
 


Unima cultiva los primeros langostinos Label Rouge en el mundo.  Y no es un azar.  Los hombres y las mujeres de Unima son adeptos del método suave.  En las aguas puras del manglar de Madagascar, que constituyen el ámbito de un ecosistema perfecto, han recreado condiciones ideales.  Los langostinos se crían en estanques inmensos con fondos naturales de tierra, en los cuales la muy baja densidad por metro cuadrado, el control sistemático del conjunto de los ciclos de evolución y una congelación ultra-rápida son las garantías de la más alta calidad.  A través de este lábel, es toda la exigencia de los pescadores y de los cultivadores del Grupo que es reconocida.  La exigencia de la calidad irreprochable. La exigencia de la frescura absoluta.  La exigencia del sabor más refinado. 

En una palabra, la exigencia de la excelencia.